Clinica de Reproduccion

Guadalajara, Los Angeles, Nueva York

Clinica de Reproduccion

Infertilidad Masculina

"The Fertility Institutes" ofrece los programas de fertilidad más alta calidad y servicios

Infertilidad Masculina

Infertilidad Masculina

Aunque hay un considerable número de parejas que no pueden tener hijos, la infertilidad sigue siendo un problema personal. La infertilidad es motivo de sufrimiento y desesperación para muchas parejas bien avenidas. Las parejas que no pueden concebir acuden a su médico familiar en busca de orientación y asesoría - y en ocasiones al especialista para someterse a un tratamiento personalizado.

Las clínicas modernas para el tratamiento de la infertilidad ofrecen una amplia gama de tratamientos avanzados que son difíciles de comprender y que (a veces) generan preocupaciones. Hay otros aspectos importantes que deben tomarse en cuenta, como son: el costo del tratamiento, su duración, el posible fracaso del tratamiento y la ansiedad en torno al mismo. Todos estos aspectos suscitan dudas que son difíciles de aclarar en forma sencilla o inmediata, y que requieren la asesoría de un especialista -principalmente sobre el tipo de tratamiento que resultaría más adecuado y las probabilidades de éxito.

Hasta hace algunos años, el tratamiento de las parejas cuya infertilidad era atribuible al hombre no había tenido mucho éxito. Las técnicas de los bebés de probeta, como la fertilización in vitro (IVF), eran útiles en algunos casos pero el índice de éxito era mucho más bajo que el obtenido cuando la esterilidad se atribula a la mujer.

Magnitud del problema

La probabilidad de concebir de una pareja fértil normal de 20 a 30 años de edad y con una vida sexual activa es de 1:4 cada mes. Esto significa que aproximadamente nueve de cada diez parejas que buscan tener un bebé lograron concebir en un plazo de un año. Sin embargo, una de cada diez parejas fracasará. Dentro de este 10% se encuentran las parejas que serán diagnosticadas como infértiles. Los médicos generalmente definen la esterilidad como la incapacidad de concebir después de por lo menos un año de intentarlo sin obtener resultados.

Las estimaciones correspondientes indican que aproximadamente uno de cada tres casos de infertilidad se deben a algún problema en el hombre - generalmente asociado a la calidad y a la cantidad de esperma. Debido a que hay tantos casos de infertilidad inexplicable, la infertilidad masculina - que si tiene explicación -se ha descrito como la causa más grande de infertilidad definida en el ser humano.

Evaluación de las causas de infertilidad

En la mayoría de los casos, la posible causa de infertilidad puede determinarse mediante los estudios que realizan los médicos familiares o que se llevan a cabo en las clínicas especializadas (aunque ninguna prueba puede arrojar un pronóstico totalmente exacto de la fertilidad). Debido a que se conocen bien las caracteristicas que debe tener el esperma para una fecundación "normal", cualquier resultado anormal obtenido en las pruebas de esperma sugiere un problema en el hombre. Estas pruebas, que se llevan a cabo en muestras de semen, pueden revelar anormalidades en el número, la movilidad y la morfología de los espermatozoides.

En los últimos años, las clínicas especializadas para el tratamiento de la infertilidad también han utilizado la fertilización in vitro como prueba de diagnóstico. Es muy frecuente que la fecundación de óvulos sanos en el laboratorio no pueda llevarse a cabo debido a un funcionamiento anormal de los espermatozoides. Por lo tanto, el fracaso de la IVF puede proporcionar evidencias más concluyentes de esterilidad de "factor masculino".

Estas pruebas pueden revelar las siguientes anormalidades:

  • Cuenta baja de espermatozoides; normalmente los hombres producen por lo menos 20 millones de espermatozoides por cada mililitro de semen; una cuenta menor se considera como un trastorno de la fertilidad
  • Producción insuficiente de esperma debido a falla testicular o ausencia total de esperma, quizás debido a una obstrucción
  • Poca movilidad de los espermatozoides; los espermatozoides no podrán desplazarse por el cuello del útero para encontrarse con el óvulo en la trompa de falopio
  • Forma inadecuada (conocida como "morfología"), que impide al espermatozoide penetrar en la capa externa del óvulo

Todas estas condiciones tienen un nombre científico; la más común es la oligospermia (muy poco espermatozoides) y azoospermia (ausencia total de espermatozoides). Sin embargo, las anormalidades espermáticas no son la única causa de la esterilidad masculina. Puede haber problemas relacionados con el coito, quizás debido a insuficiencia eyaculatoria o a impotencia. Las investigaciones modernas también han revelado que un número sorprendentemente alto de parejas sufren de esterilidad inmunológica - que consiste en el rechazo del esperma masculino por la mujer. Finalmente, debido a los cambios que se observan actualmente en cuanto a los patrones del matrimonio, hay cada vez más hombres con esterilidad quirúrgica como resultado de una vasectomía. Hoy en día la vasectomía también es susceptible de tratamiento reversible.

Los Tratamientos

No existe una solución sencilla para la esterilidad masculina. El tratamiento dependerá de los resultados de las pruebas y de las probabilidades de éxito de la terapia. Según la gravedad del trastorno, los médicos pueden elegir entre una variedad de tratamientos, que pueden ser sencillos o complejos. Sin embargo, en la actualidad aún las causas más difíciles de esterilidad masculina son susceptibles de tratarse médicamente - e incluso los casos más graves, en los que la única solución hace algunos años era la inseminación artificial proveniente de un donador (AID) o la adopción, han podido tratarse con éxito mediante las nuevas técnicas de microinyección de esperma.

Debido a que existe una amplia gama de opciones terapéuticas y en vista de que algunos tratamientos no cuentan con una disponibilidad amplia, tanto los médicos como los pacientes se enfrentan a la necesidad de tomar una serie de decisiones considerables. Si el tratamiento se considera apropiado, las opciones disponibles son la farmacoterapia sola, la fertilización in nitro (IVF), la transferencia de gametos al interior de las trompas de falopio (GIFT), la inseminación artificial proveniente de un donador (AID o DI), la superovulación y la inseminación intrauterina (IUI), y la fertilización mediante la técnica de inyección intracitoplásmica de esperma (ICSI).

Farmacoterapia

No existe una farmacoterapia simple para aumentar las concentraciones de esperma o corregir la forma de los espermatozoides. Algunos medicamentos se han utilizado con éxito en casos de impotencia, particularmente cuando ésta se asocia a la hormona sexual masculina testosterona.

Además, cuando el hombre padece un trastorno conocido como hipogonadismo hipogonadotrópico - que consiste en la incapacidad de los testículos para generar espermatozoides debido a una estimulación inadecuada o a una ausencia total de estimulación de los testículos por el hipotálamo o la glándula pituitaria en el encéfalo -puede administrarse un tratamiento de substitución de hormonas para estimular los testículos. Estas hormonas de la "reproducción" se conocen como gonadotropinas, y pueden administrarse tanto al hombre como a la mujer - para estimular el desarrollo de óvulos en la mujer y de espermatozoides en el hombre.

*AID= Artificial Insemination by donor

Fertilización In Vitro

La IVF es la técnica original de los "bebés de probeta", y el procedimiento de concepción asistida que se practica con mayor frecuencia en todo el mundo. En términos sencillos, la IVF consiste en retirar uno o más óvulos de los ovarios para fertilizarlos con el esperma del hombre en el laboratorio y en transferir una pequeña selección de los embriones resultantes a la matriz para su implantación y el desarrollo del embarazo. Aunque la IVF se desarrolló para tratar a las parejas cuya principal causa de esterilidad es un daño a las trompas de Falopio, la técnica también ha resultado útil en casos de esterilidad causada por una cuenta de espermatozoides inferior al promedio o por defectos morfológicos de los espermatozoides. Las modernas técnicas de preparación del esperma (lavado y cultivo) pueden mejorar la viabilidad de las muestras de esperma y aumentar las probabilidades de fecundación.

Inseminación proveniente de donadores

La inseminación con esperma de donadores generalmente se reservaba para casos de anormalidad severa del esperma y se llevaba a cabo con el semen de un donador anónimo (AID o DI). Sin embargo, con las técnicas introducidas recientemente, como la ICSI, puede lograrse la fecundación y el desarrollo de un embarazo satisfactorio con concentraciones de esperma inferiores al promedio, lo cual ha aumentado las posibilidades de efectuar el tratamiento con el esperma del compañero.

Los resultados más favorables se obtienen cuando la inseminación coincide con la ovulación inducida por los medicamentos para la fertilidad. Sin embargo, es importante que los médicos que aplican este procedimiento de estimulación ovárica realicen un monitoreo de la farmacoterapia para asegurarse que no se están desarrollando demasiados óvulos en el ovario. La presencia de una cantidad excesiva de óvulos puede aumentar el riesgo de un embarazo múltiple. Generalmente el objetivo de todos los procedimientos de inseminación artificial consiste en generar tres óvulos como máximo. Si bien esta es una cifra mucho más baja que en la IVF, se minimiza el riesgo de embarazo múltiple.

Al acercarse el momento programado para la ovulación, una muestra de semen fresco del hombre (producido ese mismo día) se prepara y coloca en la parte superior del útero de la mujer utilizando para ello un catéter fino. Este procedimiento se conoce como inseminación intrauterina o IUI. Ya que la fertilización se lleva a cabo en el ambiente natural (es decir, en la trompa de Falopio), por lo menos una de las trompas de la mujer debe estar abierta.

El índice de éxito de la IUI después de la estimulación ovárica es de 10 a 15% por ciclo, pero puede llegar a ser hasta de 50% después de varios intentos en un año. Es importante que la cuenta de esperma en el hombre se encuentre dentro de un amplio límite "normal" y que las trompas de la mujer sean sanas. Hoy en día casi todos los procedimientos de IUI se efectúan con el esperma del compañero.

El IUI paso por paso:

  1. Farmacoterapia para estimular la maduración de dos a diez óvulos.
    Generalmente se administran gonadotrapinas para estimular el crecimiento de folículos y producir la ovulación
  2. Monitoreo del tratamiento pares medir el crecimiento de los £oliculos, individualizar las dosis del medicamento y prevenir efectos secundarios seriosbr.
    Mediante examen por ultrasonido transvaginal (dos o tres veces durante un ciclo de tratamiento). En ocasiones por cuantificación de hormonas en muestras de sangre.
  3. La muestra de esperma, obtenida el dia de la ovulacion, se prepara y se inyecta mas tarde ese mismo dia.
  4. Prueba de embarazo, monitoreo.

Técnicas de Microinyección

La fertilización por microinyección es una importante innovación surgida en los últimos afros, que finalmente ha resultado en un tratamiento viable incluso en los casos más difíciles de esterilidad masculina. Anteriormente la única opción que podían ofrecer los médicos era la adopción o la inseminación proveniente de donadores. Ahora, las nuevas técnicas de microinyección como la ICSI ofrecen una verdadera solución terapéutica. En el procedimiento de la ICSI se utilizan los más potentes microscopios e instrumentos de "manipulación microscópica"; los embriólogos> por ejemplo, pueden sostener un solo huevo humano en la punta de una pipeta de succión fina y penetrarlo con una aguja siete o más veces más delgada que el diámetro de un cabello. Mediante la aguja se introduce un solo espermatozoide citoplasma del óvulo. En la mayoría de los casos (60-70%) el espermatozoide logra fecundar el óvulo que tres días después puede transferirse al útero como un embrión.

En la concepción normal, una sola eyaculación de semen puede contener más de 200 millones de espermatozoides viables, sin embargo, solo algunos cientos de ellos.

llegaron al óvulo liberado en la trompa de falopio y tendrán oportunidad de fertilizarlo. Antes se pensaba que era imposible tratar a los hombres que presentaban una cuenta muy baja de espermatozoides; actualmente, la ICSI permite la fertilización con un solo espermatozoide.

Hasta ahora se han obtenido resultados notables con la ICSI, con éxito aún en el caso de hombres con una cuenta muy baja de espermatozoides o mala calidad del esperma. En Bruselas, donde la ICSI se ha aplicado con mayor éxito, hasta el 70% de los óvulos inyectados mediante este método pudieron fertilizarse, a menudo con espermatozoides obtenidos de muestras que no parecían contener suficientes especímenes viables. Al transferir los óvulos fertilizados mediante la ICSI a la mujer, se obtuvieron índices de embarazo y nacimiento tan altos como los registrados con la IVF (¡y en algunos casos mayores!).

Actualmente estas microtécnicas se han desarrollado para tratar la infertilidad no sólo en los hombres que producen esperma de mala calidad, sino en los pacientes con ausencia total de producción de esperma debido a un bloqueo o a algún otro trastorno testicular (o vasectomía). Existen dos técnicas, la aspiración microepididimaria de esperma (MESA) y la extracción testicular de esperma (TESE), que actualmente se utilizan con regularidad para retirar los espermatozoides del epidídimo (situado en la parte superior de los testículos) o de una biopsia de tejido testicular. Los espermatozoides obtenidos se utilizan para fertilizar el óvulo mediante la ICSI. Se han obtenido resultados muy alentadores con estas técnicas, lo que sugiere que los hombres que por distintas causas no pueden eyacular o cuyos testículos no producen esperma ahora pueden proporcionar el esperma necesario para fertilizar los óvulos de su pareja.

A pesar del notable éxito de la ICSI, en la mayoría de los centros se considera que la técnica debe seguir siendo relativamente experimental. Existe la preocupación de que algunas enfermedades hereditarias - como la fibrosis quística - asociadas a la esterilidad por factor masculino puedan ser transmitidas a los bebés de sexo masculino. Por esta razón, muchos centros de ICSI insisten en la asesoría exhaustiva y en la práctica de algunas pruebas genéticas antes del tratamiento, así como en el seguimiento durante y después del embarazo.

Las parejas infértiles que participan en los programas terapéuticos de la ICSI generalmente son seleccionadas cuidadosamente (por ejemplo, casos de defectos severos del esperma) y a menudo tienen antecedentes de fracaso de la IVE La mujer debe someterse al procedimiento rutinario de estimulación ovárica y recolección de óvulos, mientras que el hombre debe proporcionar una muestra de esperma (a menos que están indicadas las técnicas de MESA o TESE).

La ICSI paso por paso:

  1. La farmacoterapia para estimular la maduración de varios óvulos
    • Agonistas de la GnRH para suprimir cualquier otra actividad hormonal (inyecciones/aerosol nasal durante (generalmente) dos semanas antes del tratamiento con gonadotropinas y luego durante 10-14 días adicionales dependiendo de la respuesta).
    • Gonadotropinas para estimular e1 crecimiento de folículos y producir la ovulación
  2. Monitoreo del tratamiento para medir el crecimiento de los folículos, individualizar las dosis del medicamento y prevenir efectos secundarios serios
    • Mediante examen por ultrasonido transvaginal (dos o tres veces durante un ciclo de tratamiento)
    • En ocasiones por cuantificación de hormonas en muestras de sangre
  3. La recolección de óvulos, generalmente bajo anestesia local o general dura de 10 a 20 minutos
    • Guiada por ultrasonido transvaginal
    • Los óvulos se recolectan por la vagina (32-36 horas después de la inyección final de hormonas)
  4. Muestra de esperma, que se proporciona el mismo día de1a recolección de óvulos.
    • La muestra puede obtenerse en forma natural o por aspiración en el epid(dimo (MESA) o su extracción de los testículos (TESE)
  5. Fertilización
    • Un solo espermatozoide se inyecta en un solo óvulo
    • Al día siguiente los óvulos se someten a un examen microscópico para confirmar la fertilización
  6. Transferencia de embriones (generalmente dos a tres díasdespués de la fertilización)
    • Transferencia transvaginal de no más de tres embriones
    • Colocación de los embriones en la matriz
    • Los embriones sobrantes generalmente se congelan
  7. Prueba/monitoreo del embaraza La preparación y selección de los espermatozoides, crucial para el éxito de la ICSI, se lleva a cabo mediante un proceso de lavado y clasificación. Estos métodos de preparación del esperma permiten obtener solo unos cuantos espermatozoides viables de una muestra que normalmente no se considera útil.

Asesoría

En la mayoría de los países se proporciona asesoría a todas las parejas que se someten a los procedimientos de concepción asistida. Muchas de las parejas que llegan hasta la opción de la concepción asistida han sufrido consecuencias emocionales severas derivadas de la frustración que experimentan debido a su condición infértil, por lo que generalmente el apoyo y la ayuda durante este difícil periodo son muy bien recibidos.

Además, como tratamiento médico, la concepción asistida tiene características y requisitos propios, por lo que la asesoría a la pareja es esencial. El curso de un ciclo de tratamiento no siempre es fácil y, como lo muestran las estadísticas, es imposible garantizar su éxito. Aún las parejas que logran un embarazo están sujetas a la fuerte decepción que podría ocasionar la pérdida del bebé.

Algunas parejas también encuentran que los dilemas que plantea la concepción asistida pueden solucionarse mejor después consultar al especialista - aspectos tales como el destino de los embriones congelados, cómo aceptar el anonimato genético relacionado a la donación de esperma y cómo enfrentar el posible fracaso del tratamiento.

La probabilidad real de éxito

Ya que aproximadamente cuatro de cada cinco parejas que se someten a un solo ciclo de tratamiento de concepción asistida no logran tener un bebé, es aparentemente fácil aceptar el fracaso. Sin embargo, la verdad es que el índice global de éxito de la concepción asistida es casi igual al de la concepción natural, y en ocasiones aún más alto. Además, debido a que estadísticamente las probabilidades de éxito son las mismas para cada ciclo de tratamiento, el número de parejas que tengan que someterse a un nuevo ciclo se reducirá substancialmente después de varios ciclos.

Sin embargo, estas son cifras globales, y todos los estudios indican que las probabilidades de concebir se reducen cuando la mujer tiene más de 40 años o cuando el hombre presenta anormalidades del esperma. Los resultados de los estudios sobre la inseminación intrauterina después de la estimulación ovárica revelan un índice de embarazo de aproximadamente 15% y un índice de nacimientos de aproximadamente 10%. Sin embargo, los avances más recientes en el tratamiento de la esterilidad masculina mediante la ICSI indican que actualmente los hombres con alteraciones del esperma tienen mucho más probabilidades de ser padres. Se han registrado índices de embarazo hasta de 48%, con un índice ligeramente menor de nacimientos.

Superior